Borges denuncia que hasta 1.6 millones de votantes, tenian inconsistencia en las huellas digitales, y han podido haber votado varias veces